Los espacios de Coworking en la era Covid-19

 

Como muchos otros espacios, las oficinas también han cambiado –de forma drástica– durante la pandemia causada por la Covid-19. De forma indiscutible, son muchas las empresas que han apostado por impartir su jornada laboral a distancia. O lo que es lo mismo, dejar que los trabajadores ejerzan sus funciones desde casa. Lo que se conoce como home office.

Durante un tiempo, el llamado teletrabajo se ha impuesto de forma obligada, aunque poco a poco las oficinas han vuelto a ganar el protagonismo. No obstante, el coworking emerge ahora como una oportunidad para las empresas y una alternativa a los espacios de trabajo tradicionales.

Al inicio de la pandemia, muchos empleados querían huir de la oficina para instalarse en la comodidad de sus hogares. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Es más, estos trabajadores se han percatado de que adaptar un espacio de trabajo en casa no es tan sencillo como parece, y que el papel de las relaciones físicas y sociales en la jornada laboral es muy importante.

En el otro punto de vista, muchas empresas han constatado que pese a mostrarse reacias al inicio con eso del trabajo en remoto, realmente pueden reducir espacio y costes de oficina sin que ello suponga un detrimento de la productividad. Es aquí donde entra en juego de nuevo el coworking, un espacio que cuenta con la comodidad de un hogar y con la relación social de una oficina común.

 

«Un gran porcentaje de personas sigue demandando espacios de trabajo descentralizados, digitales y flexibles. Algunas empresas ven en estos espacios oportunidades de innovación y colaboración»

 

Ante un clima financiero algo incierto, los espacios de coworking se basan en la flexibilidad para ganar adeptos. Por ello, proporcionan no solo todas las medidas sanitarias que sean necesarias para mantener a raya al coronavirus. También ofrecen contratos flexibles con tarifas de alquiler más baratas, espacios personalizados y privados –perfectos para distanciamientos sociales– y más cerca de casa para aquellos que no están dispuestos a viajar en transporte público para desplazarse hacia el puesto de trabajo.

En otoño de 2020, la llamada nueva normalidad no termina de asentarse. Aún un gran porcentaje de personas sigue demandando espacios de trabajo descentralizados, digitales y flexibles. Algunas empresas ven en estos espacios oportunidades de innovación y colaboración. Su estructura polivalente y su infraestructura robusta los hacen óptimos para desarrollar prácticamente cualquier tarea.

En definitiva, son la alternativa perfecta para aquellas oficinas que no pueden asegurar la distancia de seguridad entre sus trabajadores. Las empresas se han dado cuenta de que pagar costes elevados por el alquiler de grandes espacios y suministros para mantener la concentración óptima de los empleados ni es la única alternativa. Tampoco la mejor.

Los coworkings se centran en la importancia de la funcionalidad de los muebles y el espacio que aboga por la productividad a su alrededor. Algunos ejemplos de adaptaciones ante el problema causado por la Covid-19 son los divisores de módulos, escritorios que todavía promueven la socialización y la colaboración manteniendo las distancias, o utensilios biodegradables para su eliminación, evitando papel y materiales físicos para promover la salud y la seguridad.

 

«Algunas empresas ven en estos espacios oportunidades de innovación y colaboración. Su estructura polivalente y su infraestructura robusta los hacen óptimos para desarrollar cualquier tarea»

 

El mobiliario es, por tanto, una potente herramienta de diseño. Muy práctico para construir tantos ambientes como necesidades tengamos. Desde sillas apilables y ligeras hasta mesas móviles, abatibles y elevables, pasando por silla operativas versátiles y ergonómicas o armarios de oficina y mamparas de protección.

Otro punto positivo para las personas que apuestan por los coworkings es el potencial de acercar sus trabajos a casa. Por lo tanto, limitar las emisiones de dióxido de carbono con menos desplazamientos evitando atascos y tráfico.

WeWork, una de las mayores empresas de coworking en los Estados Unidos, explicó cómo la limpieza debe ser una de las patas principales de estos espacios. Los coworkings deben garantizar la salud de sus usuarios y para ello se antoja necesario un incremento de frecuencia de limpieza y ventilación. Además de otras medidas como activaciones por voz, sensores de luz, puertas automatizadas y control de aforo.

 

¿Qué te ha parecido el artículo? Si tienes un coworking y necesitas adaptarlo a los nuevos tiempos, cuenta con la ayuda de nuestros profesionales en Martínez & Giovanni.

Si te ha gustado, comparte. Estaríamos encantados de que hicieses llegar a tus contactos en Facebook, Twitter, Instagram o LinkedIn estos consejos para mejorar tu espacio en la oficina.

¿Quieres mejorar tus espacios de trabajo? En Martínez & Giovanni podemos asesorarte y dar forma a tus ideas. Confiamos en tu negocio tanto como tú lo haces.

 

Martínez & Giovanni

About Martínez & Giovanni

Muebles de oficina y decoración en Sevilla. Creemos en el diseño de valor a largo plazo. Seleccionamos piezas de calidad a través de un diseño moderno y atemporal.

No Comments

Dejar un comentario

NUESTRAS INSTALACIONES

Martinez & Giovanni

Alameda De Hercules 21 Local. Sevilla, España

info@martinezgiovanni.com

© 2018 Martínez & Giovanni. Todos los derechos reservados.

Website realizada por La Ventana COM

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies